La Melena de Leon y sus Propiedades Curativas

 

El Yamabushitake, nombre japonés para el Héricium erinaceus, hongo comúnmente conocido como Melena de león o cabeza de mono peludo, crece en los boques de Asia central.

En la Medicina Tradicional China se prescribía para padecimientos gástricos, debido a uno de sus principales componentes que es un derivado colorado del orcinol, antibiótico natural que tiene una poderosa actividad anti-microbiana, sin explicarlo también se recomendaba a aquellas personas que habían perdido la memoria o lucidez.

Recientemente de acuerdo a estudios realizados, se han identificado otras substancias bioactivas, denominadas por los investigadores hericononas de los tipos A, B, C, D, E, F, G y H, algunas de las cuales son estimulantes en el crecimiento de tejidos nerviosos, éstos compuestos inducen la regeneración de las neuronas cerebrales, aún las severamente dañadas pero aún con vida, situación que representa un hecho de relevancia terapéutica ya que, puede representar un recurso importante para el tratamiento del Alzheimer. 

Propiedades:

  • Estimula el sistema inmunológico
  • Regenera el crecimiento de los nervios y tónico para el cerebro
  • Antimicrobial
  • Tónico contra el mal de Parkinson
  • Tratamiento para la gastritis atrófica
  • Antitumoral
  • Detención de la degeneración neuronal por senilidad.
  • Reparación de tejidos corticales y núcleos subcorticales afectados por falta de oxigenación causados por accidentes o como consecuencia de problemas vasculares.
  • Detención de la degradación neurológica en las secuelas de padecimientos cerebro vasculares.
  • Mejora las vías reflejas en afecciones neurológicas periféricas.
  • Posee efectos inmunomoduladores para casos de hepatitis, gripe endémica y otras infecciones virales.
  • Se recomienda en casos de gastritis, úlcera duodenal y trastornos del aparato digestivo. 
  • Incrementar la inteligencia en pacientes con déficit del aprendizaje.
  • Mejorar las vías reflejas en las afecciones neurológicas periféricas.

Este hongo medicinal, mostró en investigaciones realizadas en centros científicos de China y Japón, poseer también propiedades inmuno-moduladoras que lo vuelven notablemente eficaz como preventivo y también como terapéutico en afecciones virales tales como las Hepatitis, la Gripe epidémica y el virus HIV .

Los polisacáridos presentes en esta especie, poseen una acción anti-tumoral prometedora, ya que se ha demostrado su actividad cito-tóxica sobre las células de varios tipos de cáncer, en especial sobre los de localización pulmonar.

Hasta el momento no se han reportado efectos colaterales severos ni interacciones peligrosas con otros medicamentos. 

Se han obtenido buenos resultados en el tratamiento de este tipo de enfermedades que afectan al Sistema Nervioso con Melena de León, Hericium erinaceus. Múltiples ensayos clínicos in vitro e in vivo han constatado la capacidad de principios activos presentes en el extracto de dicho hongo para ejercer una acción neurotrópica y mejorar así el proceso de mielinización de las fibras nerviosa, sin afectar al crecimiento neuronal y evitando cualquier efecto tóxico o daño en las células nerviosas, (Moldavan MG. et al).

Las investigaciones del equipo de Kawagishi comenzaron a principios de la década de los 90 con una búsqueda de compuestos para tratar la demencia a partir de hongos medicinales. Tras años de trabajo, en 2008 se publicaron los resultados de este estudio, en el que se demostró que hericenonas y erinacinas presentes en la Melena de León inducían la síntesis de Factor de Crecimiento Nervioso (NGF, por sus siglas en inglés “nerve growth factor”). La presencia de este factor de origen proteico resulta imprescindible para garantizar la supervivencia y desarrollo óptimo de las neuronas. (Kawagishi H et al). Otros estudios previos, también llevados a cabo por Kawagishi y sus colaboradores, consistían en inducir diferentes tipos de estrés a neuronas cultivadas in vitro. Estas neuronas eran intoxicadas con proteína β-amiloide -simulando lo que ocurre en la enfermedad de Alzheimer- o sometidas a estrés oxidativo -lo cual simula in vitro el proceso de oxidación que sufren las neuronas al envejecer- y posteriormente, tratadas con extracto de Melena de León. Al comparar placas de cultivo de neuronas estresadas o intoxicadas, con y sin extracto fúngico, se observaba una mayor supervivencia neuronal significativa en las tratadas con extracto de Melena de León. Estos datos corroboraban que el extracto de Melena de León, al inducir la síntesis por parte de las propias neuronas del Factor de Crecimiento Neuronal, favorecía la supervivencia así como la capacidad de respuesta frente al proceso tóxico del Alzheimer y al envejecimiento.

El equipo de Kawagishi no tardó en intentar extrapolar los resultados obtenidos a pacientes, llevando a cabo estudios clínicos preliminares. Estos primeros datos recogidos de pacientes fueron alentadores pues mostraban que el extracto de Melena de León resultaba eficaz en casos con demencia para la mejora de la Medida de Independencia Funcional (FIM) valorando no solo el daño cerebral sino también las alteraciones cognitivas y psicosociales. Un año más tarde se publicaron los estudios clínicos a doble ciego, mostrando la acción de Melena de León sobre pacientes con deterioro cognitivo diagnosticado entre los 50 y 80 años de edad. Los pacientes eran divididos en dos grupos de los cuales unos eran tratados con 750mg de polvo de Hericium erinaceus en polvo por vía oral (125mg de extracto de Hericium erinaceus) frente a un grupo control tratados con placebo diariamente durante 16 semanas y observados hasta cuatro semanas más tarde. 

El seguimiento de estos pacientes se realizó en base a la Escala de Hasegawa para la demencia, la cual reúne una serie de valores fijados en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales y en la Clasificación Internacional de Enfermedades, que permiten a los médicos realizar su diagnóstico. El grupo tratado obtuvo una puntuación significativamente mayor respecto al grupo control mientras duró la ingesta, lo cual supone una mejora de las capacidades cognitivas,

Sin embargo cuatro semanas después de haber suspendido el tratamiento la puntuación comenzó a diminuir, dejando patente el efecto de la ingesta de extracto de Melena de León en la inducción de la síntesis de Factor de Crecimiento Nervioso.

Antes estos resultados el grupo de investigación liderado por Mori K concluyó que la Melena de León resulta eficaz para mejorar el deterioro cognitivo leve.

 

 

 

Live Support

Rentabiliza tu sitio!